CSUN 50th Anniversary Wordmark

Organizaciones que ayudan a las comunidades de bajos recursos

Dec 9th, 2009 | By | Category: Noticias Bookmark and Share
orgs

La organización MEND quien empezó en garaje ayudo a 49,400 personas el año pasado. Juana Esquivel / El NUEVO SOL

JUANA ESQUIVEL
El Nuevo Sol

En la cuidad de Pacoima, en la esquina de las calles San Fernando Rd. y Pierce St., se encuentra un edificio que destaca. El inmueble tiene una pared pintada de color anaranjado que casi parece café con la luz del sol. En la esquina noreste de esta pared se encuentra un logo que combina un corazón y dos figuras humanas que están de la mano y abajo dice “MEND”. Diversas personas entran y salen del sitio: la mayoría son mujeres con niños pequeños.
Encontrar Cada Necesidad con Dignidad, (Meet Each Need with Dignity, MEND ), es una organizacion no lucrativa que ofrece ayuda para cubrir las necesidades humanas básicas para la supervivencia diaria, entre las que se incluyen comida, ropa y servicios de salud. MEND también educa, entrena, y ofrece oportunidades y apoyo necesario para salir de la pobreza.
Cinco niños corren entre las filas de las sillas mientras una señora mira la ropa adentro del centro de distribución. Cuatro adultos escriben en papeles y platican sentados en una de las mesas, dos estudiantes hacen tarea en la otra mesa adelante, y los recepcionistas platican entre ellos. MEND se conoce por tener un ambiente muy social y lleno de mas colores destacados. En el recinto hay un centro de cuidado de niños, oficinas en forma de cubículos, un vestíbulo, una sala grande, un café, una tienda, baños y un centro de distribución de ropa pintado.
MEND comenzó en 1970 en un garaje. Ahí se reunian algunos voluntarios que querían cambiar las vidas de las personas pobres. Desde entonces, la organización ha crecido hasta convertirse en la agencia de pobreza más grande en el Valle de San Fernando.
El aumento de los desalojos está causando que más personas se queden sin hogar. Por todo Estados Unidos miles de personas están perdiendo sus casas y California sigue teniendo la tasa más alta de desalojos del país. Muchos de los que no tienen con qué seguir pagando sus viviendas no tienen más opción que vivir en las calles. Según un reporte publicado por la Coalición de Servicios Para Personas Sin Hogar de Los Angeles (Los Angeles Homeless Services Coalition) o LAHSC, 3.5 millones de personas viven sin hogar. El 24%, más de 3 millones de personas, son latinos.
María Salmerón, Directora de Remesa de Clientes de MEND, comenta que esta organizacíon ayudó por lo menos a 49,400 personas el año pasado.
Según el informe “Los Hispanos y la Recesion Económica: Vivienda Opinión Cuenta y Recortes de Remesas” del Centro Hispano Pew, la mitad de los latinos adultos son dueños de una vivienda. El informe también destaca que de estos propietarios, el 3% ha recibido un aviso de desahucio en el último año y el 36% está preocupado de que su casa vaya a ir a la exclusión en el año siguiente.
“Ahora hay personas que están perdiendo sus hogares, y ¿a dónde van a ir no pueden pagar menos?” dice Lorrina Duffy, abogada de la Fundación de Ayuda Legal de Los Ángeles (Los Angeles Legal Aid Foundation). Según esta especialista, tenemos un problema real cuando las personas no pueden hacer frente a los costos de su renta, uno de los gastos básicos de cualquier familia.
MEND tiene un programa para las personas sin hogar que se encarga de ofrecer comida para sobrevivir. El “banco de comida de emergencia” (Emergency Foodbank) es el más grande de su tipo en Los Ángeles. Cajas de comida saludable son distribuidas tres veces a la semana y a veces los sábados para ayudar a personas a salir adelante. El objetivo de la organización es ayudar intentando no crear dependencia.
“La comida es una necesidad y por eso vienen aquí”, dice Salmerón. Ella agrega que cualquier persona puede ser una persona sin hogar o viviendo en la pobreza.
“Le puede pasar a cualquiera. La economía está cambiando y para muchas personas es la primera vez que probablemente se encuentran en esta situación”.
La Misión de Rescate del Valle de San Fernando (San Fernando Valley Rescue Mission) también está comprobando un aumento en los individuos sin hogar debido a la actual crisis económica. “Lo vemos en el número de personas que rechazamos” dice Ken Craft, director de la Misión. En los últimos meses Craft se ha tenido que forzar a prohibir la entrada a muchas personas que van a su misión de rescate a pedir ayuda y un techo donde vivir o simplemente pasar la noche. Craft dice que antes el mayor número de individuos a los cuales se les daba ayuda era 70. Ahora son entre 150 y 180 personas.
“El Valle de San Fernando es unos de los lugares en el sur de California, y tal vez en todo el país, donde se está viendo más y más personas viviendo en las calles porque también es uno de los lugares donde se produce la mayoría de desahucios”, dice Liliana Arguello, socia de desarrollo de los Servicios de Vivienda de los Vecindarios de Los Ángeles (Los Angeles Neighborhood Housing Services). Según Arguello, el Valle de San Fernando es uno de los lugares más afectados por los desahucios porque la mayoría de dueños de casas las están perdiendo.
La Misión del Rescate del Valle de San Fernando es el único centro de emergencias para familias. Es un refugio de emergencia donde rápidamente se les da a las personas las necesidades básicas para poder sobrevivir como un techo donde dormir, comida y un lugar donde bañarse. Esta Misión se enfoca en ayudar a las familias sin hogar para que ellas mismas se ayuden. Ellos tienen aproximadamente 60 camas cada noche donde duermen familias desalojadas. También ofrecen comida caliente, duchas para asearse y una tienda de ahorros donde las personas pueden comprar ropa de segunda mano.
“Escalofriante” es como Craft describe el estado actual de la economía. “Hay un aumento en las necesidades mientras hay una disminución de donaciones”.
Más personas necesitan ayuda pero menos personas están dando dinero, ropa, materiales, y tu tiempo para apoyar organizaciones como la Misión del Valle de San Fernando quien sobrevive de solamente donaciones personales.
La misión también trabaja con otras organizaciones y agencias para poder responder al aumento de personas que necesitan la ayuda. “Todos trabajamos juntos” dice Craft. “Somos muchas agencias trabajando juntas”. Entre éstas se encuentran la Misión del Condado de Ventura y el Banco de Alimentos de Pacoima.
Mientras tanto una señora, cliente de MEND (quien no quiso ser identificada), sale del centro de distribución de ropa con una bolsa grande llena de cobijas. Sus niños están sentados en las sillas y se ponen de pie al ver que ella sale. Juntos se van de MEND con cobijas para cubrirse en la noche.

juana esquivel / El NUEVO SOL
La organización MEND quien empezó en garaje ayudo a 49,400 personas el año pasado.

Tags: ,

Comments are closed.