CSUN 50th Anniversary Wordmark

Sostenible vs. orgánico. Si es fresco, cómaselo

May 13th, 2011 | By | Category: Noticias, Reportajes Bookmark and Share

Cómo pueden estar seguros los consumidores de que los productos que están comprando son orgánicos

 

Por MARINA SANDOVAL
EL NUEVO SOL

English Version: Sustainable vs. Organic

Hubo un tiempo en que las personas podían ir a los supermercados con conocimiento de lo que irían a comprar sin preguntarse si las lechugas eras orgánicas o no. La simplicidad de ir de compras a los supermercados es algo del pasado. Orgánico, sustentable, cultivos basados en productos agrícolas; ¿que significa todo esto?

Tom Vongnechten es el administrador de el rancho Bear Creek. El vigila el rancho de 600 acres con su ganado el cual se alimenta de pastura y tambien cultiva frutos que son organicos, exoticos y tropicales. Marina D. Sandoval/El Nuevo Sol.

Tom Vongnechten, gerente de Bear Creek Ranch, supervisa un rancho de 600 acres en el que se cultiva fruta orgánica de temporada y carne de cerdos alimentados con productos sin químicos. Desde el principio hasta los años 90s, el rancho no era certificado como orgánico, sino como una granja convencional que usaba químicos fertilizadores. “Lo orgánico tiene mucho que ver con los productos que están disponibles para el nuestro uso, la mayor parte de estos productos deben de ser aprobados por la CCOF”, explica Vongnechten.

En 2003 Bear Creek Ranch se volvió orgánico y esto ha sido un reto para el rancho porque envuelve mucho papeleo y tener tierra que ha sido utilizada para cultivar productos orgánicos por mucho tiempo, esto complace los requisitos de la CCOF (Organic Certification, Trade Association, Education and Outreach, Political Advocacy). Entre otros de los requisitos están el ser inspeccionados y pagar una tarifa alta una vez al año.

“Hemos decidido no aceptar el acuerdo de registro de tres años”, sostiene Craig Underwood, dueño de Underwood Farms. El empresario expresó que granja practica sustenibilidad lo que significa el ejercicio de un mejor manejo desde el punto de vista medioambiental. También dijo que él ha visto unas granjas orgánicas muy buenas, unas muy malas, otras convencionales y otras sustentables. Siempre y cuando se proteja el suelo usando productos orgánicos y no usando químicos o fertilizantes, la calidad sigue siendo la misma.

Underwood explica que “cuando repartes nutrientes a las plantas sean orgánicas, convencionales, fabricadas o sintéticas, las plantas toman lo mismo”. Las personas asumen que las granjas orgánicas no tienen procesos de aerosol y eso no es verdad. Los productos orgánicos reparten la misma cantidad que uno convencional; probablemente hasta más pero ellos sólo pueden usar algunos materiales. Hay una lista de más de 200 ingredientes que se pueden usar para rociar y ser aplicados orgánicamente. Otra técnica apuesta por los insectos benéficos. Según el conocimiento de Underwood ninguno ha sido capaz de decir si hay una diferencia en el sabor de lo orgánico y lo sostenible.

“La clave es obtenerlo fresco y maduro.” sugiere Underswood “Si tú compras un tomate que ha sido recolectado diez días antes de la fecha en que te lo comes, éste ha sido recogido verde e inmaduro y nunca sabrá igual como cuando es cosechado directamente de la vid”.

La carne de cerdos alimentados con productos orgánicos, es otra práctica que se dice que es imperativa para la salud. El Bear Creek Ranch posee rebaños saludables que son alimentados con pasto. La diferencia está en que el pasto contiene más vitaminas y minerales. Marina D. Sandoval/El Nuevo Sol.

¿Cómo pueden los consumidores estar seguros de que los productos que están comprando son orgánicos o no? Se dice que si los productos son exageradamente grandes es porque han sido bombeados con algo que los hizo adoptar ese tamaño. Los altoids y azúcares trabajan mejor cuando sufren un poquito, en lugar de tener un suelo estéril y sales con nitrato que son inyectadas en los productos, explica Vongnechten. Además de tener un campo más saludable, este especialista piensa que también se cultivan productos saludables. Otro factor que puede ser de ayuda para los consumidores es el obligar a los supermercados la colocación de etiquetas que especifiquen si los productos son orgánicos o no. Cuando veo los productos tiendo a confiar en los más pequeños, los menos perfectos que los paquetes que los consumidores tienden a escoger basado en la perfección y el precio.

“Ha sido bien difícil separar la comida del proceso de cultivarla. Ha sido difícil ignorar una banana y no ver los productos usados para su cultivo, A mí simplemente no me gustaba porque sentía que me estaba comiendo esos productos”, comenta Vongnechten, que cultivaba en 5 acres de tierra y explica que era más fácil el no tener que preocuparse si se era orgánico o no, porque ellos tenían tiempo para hablar con los consumidores. Ellos nunca han sentido la necesidad de colocar una etiqueta o un rótulo que diga si los productos son orgánicos. Los clientes sabían que ellos estaban más allá de lo orgánico. Él hacia todo con sus manos, utilizaba un azadón y los tractores no eran necesarios. Pero con una granja más grande y con sus productos siendo enviados fuera, ellos sienten que es necesario especificar que son orgánicos así los consumidores que están comprando sus productos en el supermercado podrán saber qué comen. “Yo supongo que los productos en los mercados de agricultores deberían ser orgánicos, pero definitivamente hay muchos que no lo son” comenta.

Los mercados de diferentes condados tienen regulaciones y normas que varían cuando se trata de que las plantaciones sean orgánicas o no. Por el momento Santa Cruz requiere que los cultivos sean orgánicos y que se extiendan unas cuantos kilómetros. Esto previene a los granjeros de diferentes condados o hasta de diferentes estados a ser capaces de manejar alrededor del estado y de vender sus productos en cualquier mercado de agricultores. En el condado de San Luis Obispo hay granjeros de Bakersfield y de Central Valley que no son certificados o limitados a GMO. Hay diferentes organizaciones que están relacionadas con granjas certificadas donde la agencia principal es CCOF. Algunas son  organizaciones sin fines de lucro, algunas son organizaciones con comerciales que tienen sus propias reglas a seguir.

La carne de cerdos alimentados con productos orgánicos, es otra práctica que se dice que es imperativa para la salud. El Bear Creek Ranch posee rebaños saludables que son alimentados con pasto. La diferencia está en que el pasto contiene más vitaminas y minerales. El maíz por otro lado está lleno de azúcar y almidón lo que hace que las vacas se engorden y se vuelvan más pesadas dejándolas incapaces de procesar los minerales y las vitaminas que ellos necesitan y esto son pasados a las personas que consumen las carnes.

Underwood explica que “cuando repartes nutrientes a las plantas sean orgánicas, convencionales, fabricadas o sintéticas, las plantas toman lo mismo”. Las personas asumen que las granjas orgánicas no tienen procesos de aerosol y eso no es verdad. Los productos orgánicos reparten la misma cantidad que uno convencional; probablemente hasta más pero ellos sólo pueden usar algunos materiales. Marina D. Sandoval/El Nuevo Sol.

“Los animales alimentados con maíz son perfectos para las personas que tratan de obtener bastante carne, pero no son necesariamente adecuados para las personas que están tratando de consumir carne buena y saludable”, asegura Vongnechten.

Al comprar carne roja en los supermercados, en ocasiones la carne está etiquetada como carne de animales alimentados con pasto. Si no tiene ninguna etiqueta, las personas pueden saber si son orgánicas o no por la flacura de la carne, porque el muslo es más delgado que el de los animales alimentados con grano. El olor de la carne puede ser otra señal de cómo la carne ha sido procesada, si tiene un mal olor entonces lo más probable es que sea vieja y haya tenido un proceso industrial. Si no tiene un mal olor entonces la carne es fresca y ha sido procesada pasteurizada con productos orgánicos.

Según Håi Võ, organizador comunitario e investigador de California Food Justice Coalition, “En el corte hay una textura diferente. Es más fácil cortar la carne de animales que han sido alimentados con granos que la carne de los animales alimentados con pasto porque esta es más dura pero firme.”

El sabor de la carne es otra forma de saber como ha sido procesada la carne. La carne pasteurizada es firme y necesita ser cocinada de una forma específica. La toxina que ha sido construida adentro del animal es visible en la grasa. El color amarillento en la grasa es una señal de que los animales han sido alimentados con pasto y que tiene más nutrientes, mientras que las grasa de color blanco es una señal de falta de nutrientes.

Võ afirmó, “Según mi entendimiento, es lo mismo en frutas y vegetales. Manchas o señales de que las frutas y vegetales han sido cosmeticamente desafiados es una muestra de que no ha sido utilizados ninguna clase de químicos y esto indica que los alimentos son saludables”.

 

Para historias similares: Justicia alimentaria: sepa de dónde proviene su comidaLa importancia de comer fruta de temporada, Semilllas de justicia

For more inofrmation:

University of California-Notas Breves en español

Uso y Desecho de Pesticidas_1

Uso y Desecho de Pesticidas_2

Los Pesticidas en las Frutas y Verduras

10 Razones de Comprar Orgánico

10 Razones de Comprar Local

 

Tags: , , ,

Comments are closed.